Facultades

Noticias

Facultades 13 DE MAYO DEL 2020

[Entrevista] “La pandemia genera crisis en más de un ámbito de nuestra vida a la vez”

Entrevista a: Gabriela Gutiérrez

 

Gabriela Gutiérrez, coordinadora del Centro de Escucha, vive unos días intensos y de grandes desafíos. Y es que la pandemia trae consigo situaciones de ansiedad y depresión que requieren ser atendidas. En esta entrevista nos comparte el esfuerzo de todo su equipo de trabajo a cargo del acompañamiento psicológico y nos cuenta cómo es que hacen frente a esta realidad compleja. No dejes de seguir y recomendar su página en Facebook

 

Vivimos tiempos de total incertidumbre sobre cuándo y cómo terminará la pandemia. Hoy más que nunca se requiere atención psicológica ¿De qué manera el Centro de Escucha apoya a la comunidad?

Desde la primera semana de la cuarentena, iniciamos el servicio de intervención psicológica virtual porque éramos conscientes que lo más importante era trabajar en una contención. Al inicio la atención fue por videollamada, ahora hemos ampliando la atención a llamada de voz y mensajería instantánea. Lo que sucede es que en el contexto de pandemia muchas situaciones de crisis se despiertan, nuestros recursos emocionales se ponen a prueba, muchas heridas pueden abrirse y también otras heridas se reactualizan. Además, los efectos de la pandemia son diversos y complejos, puede generar crisis en más de un ámbito de nuestras vidas cotidianas a la vez y esto implica que no solo exista un factor estresor, sino son múltiples estresores que se producen de manera simultánea y que pueden causar afectaciones en el trabajo, los estudios, la convivencia familiar, la relación con la pareja, entre otras. Y si también si antes existía violencia, ahora, con el encierro, se hace más evidente. Todo ello hace que esta situación sea muy desafiante.

 

¿En qué consiste el servicio de acompañamiento psicológico brindado? ¿a quién está dirigido?

Es un acompañamiento emocional a través de la atención individual en counselling que sigue el modelo de la psicología humanista. Nuestro público objetivo son adolescentes a partir de los 11 años y adultos que estén pasando por una situación de sufrimiento emocional asociado a situaciones de la vida cotidiana como dificultades en la familia, con la pareja, con amistades, en los ámbitos laboral y educativo.  Es un servicio de atención individual gratuito que consta de diez sesiones de una hora de duración en un plazo de diez semanas. Proveemos de atención primaria, es decir:  nuestra acción está enfocada en la prevención de la salud mental A las personas que requieren una atención de otro nivel por algún tipo de patología las derivamos a centros de atención especializados. En este sentido, el Centro de Escucha pretende ser un nexo entre la comunidad y otros servicios de salud mental a nivel nacional.

 

El Centro de Escucha fue un espacio creado para promover la salud mental, pero no ante una pandemia ¿Cuáles son los desafíos hoy? ¿A qué realidades se vienen enfrentando?

Si bien la pandemia desata ansiedad y depresión bien particulares, no olvidemos que nosotros ya convivíamos en un mundo sumamente ansioso y depresivo. Las exigencias de nuestra sociedad posmoderna generan que una de las sintomatologías más comunes en el mundo sean, precisamente, la ansiedad y depresión. Ahora nuestro desafío es cómo generamos que esto disminuyan usando los medios virtuales para el acompañamiento. Lo otro que está apareciendo como reto es el tema de proveer información y orientación concreta sobre estos nuevos malestares que origina la pandemia. Implica proveer recursos prácticos para la organización del tiempo, no solo para los padres y madres, sino para los trabajadores que están saturados de teletrabajo o de procesos de capacitación y también para los jóvenes que enfrentan los desafíos del aprendizaje online.

¿Qué cambios se dieron en el equipo de trabajo para cumplir con los nuevos objetivos y ampliar la cobertura de atenciones?

El primer gran cambio que realizamos este año es que el Centro de Escucha no fuera solo un curso electivo o voluntariado, sino que formara parte integral de la malla curricular de la Escuela de Psicología, a través del curso obligatorio Proyecto Social I y II el cual está a cargo de dos docentes supervisores: yo como coordinadora, y el docente Diego Otero. Ahora, frente a la pandemia, la propuesta fue convocar inicialmente a egresados de la Escuela de Psicología de la Ruiz que antes formaron parte del Centro de Escucha y a un equipo de docentes supervisores que pudieran apoyarnos durante el primer periodo de la cuarentena. Ahora, luego de esta primera experiencia, contamos con un equipo más amplio de practicantes preprofesionales y de estudiantes que nos apoyan no solo con la atención en sí, sino con las otras áreas de proyecto. Es así que el Centro de Escucha de la Ruiz hoy en día está conformado por estudiantes, practicantes preprofesionales y egresados de Psicología. Para la atención logramos formar un equipo de 38 personas, 20 voluntarios, 7 practicantes preprofesionales y 12 estudiantes del curso. A ellos se suman los 2 docentes supervisores, quienes monitorean el trabajo de acompañamiento. En los próximos meses, esperamos seguir potenciando el equipo dado que, en los primeros cuatro años de funcionamiento, hemos recibido hasta 479 solicitudes de atención y solamente el 2019 se registró un total de 97 solicitudes de atención, lo que demuestra que la demanda aún tiende a sobrepasar la capacidad para la atención y esto es un reflejo de la demanda a nivel nacional.

 

Si una persona requiere asesoría ¿cómo debe solicitarlo? ¿cuáles son los canales de comunicación? ¿en qué tiempo recibiría una respuesta?

Solo debe escribirnos al correo electrónico o al inbox de nuestra página de Facebook. Ese es el primer paso, luego de esta comunicación, el equipo evalúa el perfil y si cumple con los requisitos que hemos comentado solo completa una ficha y se programa su atención de acuerdo con la demanda.

 

Si un estudiante ha identificado que un compañero está pasando por depresión o ansiedad ¿qué debería hacer? ¿tratar de brindarle acompañamiento?

Es complejo, pero podemos brindar algunas recomendaciones. Si alguien identifica que una persona está pasando por depresión y ansiedad una de las primeras cosas que debe hacer es identificar la red de apoyo emocional de esa persona, la cual es vital para brindarle el soporte que requiere para aliviar su situación en un entorno de confianza. Puede recomendarle hacer ejercicios muy simples de relajación y de meditación, que le permitan ejercitar los recursos propios para calmarse. Además de eso, puede haber muchas otras alternativas a disposición para que fortalezca sus recursos emocionales.

 

Todos de cierta forma tenemos miedo, aunque podamos estar seguros en casa, siempre algún ser querido puede estar en riesgo o con dificultades económicos y esto nos angustia, ¿cómo podemos sobrellevar esta situación y ser también una guía para nuestras familias?

La primera recomendación es ir un día a la vez o una semana a la vez. El primer desafío de toda crisis es poder accionar de manera efectiva nuestro presente y eso implica que nos reenfoquemos en las acciones necesarias y pertinentes del día a día. Esto implica que nosotros velemos por nuestro autocuidado y también por el cuidado del otro en un nivel balanceado. Si nosotros estamos representando el soporte en nuestras casas o estamos ayudando a contener a otras personas es, sumamente, importante que mantengamos nuestros espacios de autocuidado y saber qué necesitamos para sentirnos bien, solo así podremos ayudar a otros. 

 

Gracias por el trabajo que vienes realizando con el equipo del Centro de Escucha. Sabemos del compromiso de todos por apoyar en la salud mental. Te pedimos un mensaje final.

Solo volver a resaltar la importancia de la red de apoyo y de mantener la calma. La pandemia es una situación global que nos afecta e interpela a todos. El diálogo constante es sumamente importante, así como no juzgarnos en nuestros sentires. Nuestras emociones, en este contexto, son tan humanas como las de otras personas. Recuerden que hay muchos más recursos a la mano de lo que creemos. Sigamos respetando las indicaciones de nuestro gobierno que por más difíciles que sean apuntan al bienestar de todas y todos.