Quiero màs
informaciòn
25 julio, 2018

[Artículo] El difícil arte de pensar en el Perú

           Pensar, al parecer, es un acto triste. Si nos pidieran imaginar a una persona en una actitud reflexiva, allí sería difícil hallar una sonrisa. En el Perú, esa pena también podría trasladarse a una tardía incorporación ─y construcción─ de estándares de calidad en los claustros universitarios, a una falta de hábito desde la escuela de adquirir conocimientos nuevos provenientes de diferentes culturas; y, además, sea la verdad dicha, a la inversión que desde el Estado existe para promover nuevas ideas e inventos. Así, la imagen de que nuestras ideas produzcan conocimiento tiene una génesis tristona y desalentadora.

En un entorno en donde se busca una mejor calidad en la educación es importante la existencia de publicaciones que propongan soluciones, las cuales puedan generar cambios en nuestra sociedad. Publicaciones de este tipo son, por ejemplo, revistas interdisciplinarias que, bajo estándares que rigen a toda la globalidad de trabajos de investigación ─lo cual significa cumplir con requisitos sobre la selección de artículos, el modo de mostrar la información en ella y la opción de mostrar las ideas principales de los textos en otros idiomas─ deberían estar en sintonía con lo que ocurre en nuestros países.

De otro lado, en las aulas del Perú, para hablar de una educación democrática que implique promover una intersección de saberes y la participación de distintos discursos ─recordemos que aquí se hablan más de cuarenta lenguas originarias─ es indispensable impulsar una Educación Intercultural Bilingüe (EIB). Esta propuesta se basa en que todos y todas podemos, desde nuestros propios horizontes culturales, mantener con vida costumbres y cosmovisiones. Así se podría reducir las brechas que existen en el aprendizaje de los estudiantes. El Perú, al ser un país pluricultural y multilingüe, demanda una constante reflexión sobre nosotros como una comunidad, ya que surgirá, en el encuentro de nuestras historias, un modo de construir una mayor integración social.

Desde la dirección de la Dra. León-Velarde en la presidencia del Concytec, se viene impulsando un incremento en fondos concursables. Para ello, resulta sustancial la presencia del Consulado Británico en el Perú, que por medio de Fondo Newton, entre otros, logra poner a disposición financiamiento para diversas áreas de investigación. Sin embargo, queda pendiente una inclusión decisiva de las investigaciones que se planteen desde un enfoque intercultural. Ello se puede lograr a través de promover las alianzas entre universidades de distintas especializaciones, además de financiar estudios que busquen un encuentro entre los saberes ancestrales y las tecnologías empleadas hoy para abordar temas como el manejo de recursos hídricos, entre otros. Esperemos que hacia el Bicentenario, el conocido rostro del Pensador de Rodin tenga un semblante más risueño.

 

Artículo publicado en el diario El Peruano el 25 de julio de 2018

Sobre el autor:

Joel Anicama Díaz 

Director del Fondo Editorial de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya

Compartir esta noticia:

Últimas noticias