Quiero màs
informaciòn
26 octubre, 2018

[Artículo] Periodismo de investigación y ciudadanos informados contra la corrupción

         Detrás de los destapes de los audios revelados por IDL Reporteros sobre los casos de corrupción de jueces y magistrados salta a la vista una profunda crisis de valores del sistema de justicia peruano. Nada de esto se hubiese conocido, sin la participación de periodistas comprometidos con la búsqueda de la verdad, que en una interpretación social y civil del ejercicio del periodista han reafirmado el valor del periodismo como servicio público.

Este desempeño periodístico, no es aislado, pues forma parte de una reacción ciudadana, conformada por actores sociales y nuevos medios de información que piden como parte de sus reclamos cambios sociales y justicia. Periodistas y ciudadanos informados que en la mayor parte de casos, hablan y escriben desde lo alternativo y la realidad de las personas, ante la inoperancia y pasividad de autoridades e instituciones.  

Al frente de IDL Reporteros está Gustavo Gorriti, periodista de investigación, especializado en temas de terrorismo y corrupción, sus investigaciones lo han llevado a escudriñar, a lo largo de su carrera, el accionar de los terroristas de Sendero Luminoso, al siniestro ex asesor presidencial Vladimiro Montesino, e innumerables casos de corrupción y narcotráfico. Estas investigaciones periodísticas han convertido a Gorriti en un destacado defensor de la prensa libre.

Siguiendo el ejemplo de IDL Reporteros se ha conformado una plataforma de medios digitales de investigación para “desgrabar” (transcribir audios), que forman parte de más de 60 mil audios de las escuchas que ordenó la Fiscalía de Crimen Organizado del Callao; se trata de la alianza de los medios digitales Ojo Público, Convoca y Wayka que con el diario La República realizan una investigación colaborativa para “revelar casos de corrupción y señalar a los principales actores que se ocultan en los miles de diálogos dispersos”, ha comentado el periodista, Ángel Páez, integrante de esta alianza de nuevos medios.   

El periodismo de investigación y el reporterismo como trabajos meticulosos de los profesionales de la información han permitido conocer escenarios del que todos “habían escuchado hablar” alguna vez, pero del que no existían evidencias ni nombres. Hoy se conocen los nombres, los casos y los turbios asuntos que manejaban y negociaban las autoridades del poder judicial, abusando de sus cargos y recortando o limitando (previo soborno o coima) penas punitivas a sentenciados o sujetos enjuiciados por un sinnúmero de delitos. Como efecto de los audios ha sido detenido uno de sus principales protagonistas Walter Ríos, ex presidente de la Corte del Callao.  

La verificación de datos, la presentación de evidencias para que las autoridades cumplan su papel, junto a la búsqueda de la información con fuentes propias, y el trabajo de equipos de periodistas con coraje ético son elementos del periodismo peruano que han doblegado a la corrupción; convirtiendo esta crisis en una oportunidad para que la opinión pública se prefigure, desde su indignación, como público crítico y ciudadano.  

La mentira, el manejo de dinero (ilícito o de la conveniencia de terceros) y la impunidad son componentes de la corrupción que carcomen las instituciones públicas y extienden sus tentáculos para concentrar y acaparar poder.

 

Lea el artículo completo en la Revista Ideele N° 282

Sobre el autor:

Franklin Cornejo

Compartir esta noticia:

Últimas noticias