Quiero màs
informaciòn
7 diciembre, 2022

Diplomado en Liderazgo y Gestión Educativa capacitó a veintiocho docentes de colegios de la Compañía de Jesús

El 1° de diciembre se realizó la sesión de cierre del Diplomado en Liderazgo y Gestión Educativa Ignaciana. Es un programa Inhouse que desarrolló la Escuela de Posgrado de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (UARM) y que estuvo dirigido a un equipo de 28 docentes de los diferentes colegios de la Compañía de Jesús: De la Inmaculada (Lima), San Ignacio de Loyola (Piura), Cristo Rey (Tacna) y San José (Arequipa). Esta última sesión fue una oportunidad para que se valoren los aprendizajes logrados, así como los retos que tienen los egresados con las diferentes tareas y labores que desempeñan en sus colegios.

Evelyn Modesto, secretaria académica de la Escuela de Posgrado UARM, señaló que este diplomado representa un paso importante en el fortalecimiento de la relación entre la universidad y los docentes de instituciones educativa jesuitas. “Se ha cumplido con los objetivos del programa de formar líderes pedagógicos ignacianos y especialistas en procesos de gestión institucional, que a su vez sean capaces de brindar un acompañamiento educativo. Agradecemos el esfuerzo de cada uno de los participantes y del coordinador Diego Cuya, quien ha mostrado en cada momento su compromiso con el proyecto”, expresó.

Diego Cuya, coordinador del Diplomado, comenta que han sido cerca de ocho meses de trabajo en conjunto que los ha revestido de gran entusiasmo y compromiso para implementar una cultura de evaluación y de mejor continua desde el paradigma ignaciano. “Ha sido un reto. Nuestro perfil de egreso buscaba hacer dialogar los desafíos que tenemos como país y como sociedad a la luz de la propuesta pedagógica ignaciana. El programa nos exigía la evaluación de nuestros proyectos educativos y diseñar propuestas de mejora considerando procesos de monitoreo y de acompañamiento sin perder de vista el carisma de la Compañía de Jesús”, señaló.

Para el P. Santos Ruggel, SJ, promotor del Colegio de la Inmaculada, uno de los mayores logros es haber formado líderes ignacianos con habilidades críticas de discernimiento, lo cual estuvo presente en los cuatro módulos estudiados, ello sumado al desarrollo de capacidades para liderar prácticas institucionales innovadoras. Agradeció el trabajo de los docentes y el esfuerzo de cada uno de los participantes y del equipo coordinador de la UARM.

Patricia Huarez, en representación de los profesores del Diplomado, dio cuenta sobre cómo es que este programa les ha permitido asumir un compromiso no solo con la institución educativa sino de manera personal. Por su parte, Karla Alarcón, docente del Colegio San José, brindó unas palabras en representación de los estudiantes. “Es una herramienta muy útil para la gestión educativa. Me ha permitido obtener conocimientos y competencias para esta labor. También he aprendido de la experiencia de trabajo en otras instituciones educativas. Hemos aprendido a convertir los problemas en oportunidades y valorar el potencial de nuestros recursos humanos desde su dignidad humana”, sostuvo.

 

Compartir esta noticia:

Últimas noticias