Quiero màs
informaciòn
26 marzo, 2018

[Artículo] ¿Crónica de una muerte anunciada?

            El 21 de marzo, el presidente Kuczynski anunció su renuncia, después de una serie de escándalos en los que se acusa a su Gobierno de haber negociado con obras públicas los votos contra su vacancia en el Parlamento.

El Perú es un sistema de gobierno en que el Presidente es elegido por sufragio directo y universal; sin embargo, para un gobierno estable el Jefe de Estado requiere una mayoría parlamentaria. Los gobiernos de los últimos 18 años tuvieron una mayoría simple, por lo cual Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala pudieron resistir el asedio de la oposición, a pesar de sus índices bajos de popularidad en las encuestas.

La renuncia de Kuczynski nos lleva a reflexionar más profundamente sobre los problemas de gobernabilidad de los presidentes en América Latina. En los últimos 25 años solo han existido dos gobiernos peruanos de presidentes con minoría parlamentaria: Alberto Fujimori, que terminó en un golpe de estado bonapartista el 5 de abril de 1992, y Kuczynski, el cual ha concluido con la renuncia ante la vacancia inminente que se avecinaba en el Parlamento.

La ciencia política contemporánea ha aportado datos empíricos sobre este problema de gobernabilidad. Charles Kenney, por ejemplo, ha demostrado que los presidentes que tienen  minoría parlamentaria en América Latina, independientemente de si hay o no una crisis económica, han sufrido quiebres democráticos: Argentina, en 1966 y 1976; Brasil, en 1964; Chile, en 1973; Ecuador, en 1961 y 1970; Haití, en 1991; Guatemala, en 1993; Uruguay, en 1973, y Perú,  en 1968 y 1992.

Por tanto, la ciencia política anota que un problema grave de gobernabilidad preside en la imposibilidad de poder conformar un espacio de gobernabilidad cuando los presidentes son acorralados por una oposición parlamentaria aplastante. ¿Es que Kuczynski, por tanto, solo estaba caminando por una crónica de una muerte anunciada?

La historia política de América Latina parece corroborar esta tendencia. En estos momentos, el Parlamento peruano está discutiendo la aceptación de la carta de renuncia de Kuczynski, mientras el vicepresidente Vizcarra se encuentra de regreso de Canadá para asumir la Presidencia como lo establece la Constitución peruana.

Es una certeza que Vizcarra continuará las políticas y el estilo de gobierno del Presidente saliente. No obstante, el nuevo Jefe de Estado no ha confirmado quiénes serían los miembros de su nuevo gabinete ministerial. Más aún, el nuevo Presidente asumirá el poder, nuevamente, con minoría parlamentaria y con un partido oficialista dividido y debilitado. La incógnita es si Vizcarra logrará concluir el período presidencial dejado por Kuczynski o si, por el contrario, su mandato será una nueva crónica de una muerte anunciada.

 

Artículo publicado el 23 de marzo en el diario El País de Colombia

 

Sobre el autor:

Carlos Pérez Crespo

Docente de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya

Compartir esta noticia:

Últimas noticias