Quiero màs
informaciòn
22 junio, 2020

[Artículo] Ernesto Ráez: Con mayor riesgo de enfermar

   Tanto los indígenas amazónicos que decidieron aislarse como los que hace pocas generaciones restablecieron contacto, muestran alta vulnerabilidad a las enfermedades respiratorias comunes, que pueden matarlos. Son una población de alto riesgo ante la pandemia.

Pero el Estado empezó a registrar la identidad étnica de las personas enfermas de COVID-19 hace menos de un mes. Si dividimos los casos confirmados (sabemos que no representan el total) entre la población nacional, la incidencia alcanzaría a unas 74 personas por cada 10,000. En contraste, entre los Shipibo-Konibo, el pueblo amazónico mejor monitoreado, se conocían 833 casos al 10 de junio, lo que equivale a 253 personas por cada 10,000. Su riesgo de enfermar de COVID-19 sería más de tres veces mayor que el promedio nacional.

Pero no hablamos de una masa homogénea de gente. Los grupos cuyos territorios mantienen salud ecológica están en mejor pie que los grupos con suelos erosionados, que dependen del dinero, el arroz y los fideos.

No vale, entonces, especular ni producir directivas genéricas. El Estado debe establecer vigilancia cercana, junto con las organizaciones indígenas, instalar una base de datos única y accesible, y desplegar un equipo epidemiológico que evalúe la vulnerabilidad específica de los pueblos indígenas amazónicos a la COVID-19, y produzca directivas certeras junto con dichos pueblos. O contemplar la nítida posibilidad de un genocidio por negligencia.

 

Artículo publicado en La República el 19/06/2020

Sobre el autor:

Ernesto Ráez Luna

Docente de la Escuela de Economía y Gestión Ambiental de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya. 

Compartir esta noticia:

Últimas noticias