Quiero màs
informaciòn
3 diciembre, 2018

[Entrevista]“Un proyecto de aprendizaje-servicio tiene rigor académico y potencia calidad educativa"

“La diferencia entre un proyecto de aprendizaje-servicio y un voluntariado es que tiene rigor académico y es una actividad formativa inserta en el currículum. Permite evaluar lo aprendido y definir las competencias que se desarrollaron”, así lo afirma, María Nieves Tapia, fundadora y directora del Centro Latinoamericano de Aprendizaje y Servicio Solidario (CLAYSS), quien participó en la Jornada Nacional de Aprendizaje y Servicio Solidario (JONASS). Señaló que el gran reto de la educación superior hoy es acercar a los estudiantes a la práctica. Precisamente, el aprendizaje-servicio hace posible el involucramiento temprano con la realidad.

En el evento, organizado por la Universidad del Pacífico, la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, Fe y Alegría del Perú y otras instituciones, la especialista explicó los grandes beneficios que representa el aprendizaje-servicio solidario en cuanto al fortalecimiento de la calidad educativa, educación para la ciudadanía. Destacó que es una metodología que consiste en aprender haciendo, estando al servicio de los demás. Es poner el conocimiento y las propias habilidades al servicio de los demás, trabajando con la comunidad. En vez de solo estudiar las ciencias naturales y los problemas del ambiente, es participar en un trabajo de reforestación en el campo.

Resaltó que en Perú exista una cultura de asistir al encuentro de la necesidad de los otros cuando hay una emergencia. Para Nieves Tapia eso hay que valorarlo porque es un rasgo cultural muy potente. El reto es pasar del nivel de solidaridad espontánea a verdaderas acciones transformadoras y solidarias.

Compartir esta noticia:

Últimas noticias