Posgrado

Noticias

Posgrado 28 DE JUNIO DEL 2018

“Cuando no se comprenden los fenómenos sociales solo se busca culpables”

Liz Puma, coordinadora del Diplomado en Transformación de Conflictos Sociales de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, participó como ponente en el Programa de Formación de Líderes Políticos: Fortalecimiento de capacidades para la Democracia y la Gobernabilidad, organizado por el Jurado Nacional de Elecciones. Compartió los procesos de escalamiento de los conflictos sociales y el principal mecanismo para abordarlos: el diálogo, así como las nociones para el seguimiento del mismo. Destacó que existe una gran diferencia de enfoques para abordar los conflictos, algunos buscan resolver, gestionar, prevenir o transformar. 

La también comisionada de la Defensoría del Pueblo explicó que si concebimos al conflicto como una oportunidad de desarrollo vamos a desplegar una serie de acciones vinculadas a mecanismos formales de diálogo y negociación, pero si los consideramos como amenaza, tomaremos acciones que dificultarán el abordaje. Por ello, es relevante el marco teórico desde el cual se desarrollan las estrategias. “Lo que hemos visto, en los últimos años, es la emergencia de conflictos que han escalado a puntos críticos y, recién en ese momento, se ha apelado a mesas de diálogo", expresó.

Los conflictos sociales son procesos complejos y dinámicos que involucran a dos o más personas o instituciones con diferentes intereses que perciben a sus objetivos son incompatibles. Por ello, la especialista recomendó, a quienes aspiren a ocupar cargos públicos, conocer más sobre el abordaje de conflictos porque cuando no se comprenden los fenómenos sociales el desconcierto genera que se busquen culpables. También considera importante estar atentos a las redes de alerta temprana que se cuentan desde los sectores.  

Cuando el conflicto ha escalado y devenido en una crisis se tienen que desplegar acciones para desescalar el conflicto y luego generar las condiciones para establecer el mecanismo de diálogo. Para ello se tiene que identificar a los distintos actores con sus demandas e intereses. Segundo, buscar las condiciones para dialogar, antes es imposible, porque hay mucha frustración contenida, rabia, indignación y poca disposición a escuchar los argumentos de la otra parte.

Liz Puma fue muy enfática al decir que en Perú los conflictos suelen escalar a periodos de crisis y violencia porque no se trabaja, eficientemente, en la prevención. “El diálogo parte del reconocimiento de otro, de sus intereses y sus necesidades. Es un mecanismo para resolver, gestionar y transformar conflictos en oportunidades de desarrollo. Es inherente al sistema democrático y por eso se tienen que fortalecer las capacidades, habilidades y actitudes de los actores de la sociedad civil, Estado y sector privado, señaló.